Buceo en Baleares

Menorca

¿Qué más se puede decir de Menorca? Reserva Internacional de la Biosfera, isla barrida por los vientos, durante siglos sus costas han sido el refugio de navegantes en dificultades, que no siempre lograron poner a salvo sus embarcaciones, tal como demuestran los numerosos pecios de todas las épocas que salpican sus fondos. Pero la Menorca submarina destaca especialmente por sus grutas submarinas, que han alcanzado renombre internacional, como sucede con la espectacular cueva de El Pont d’en Gil.

El Pont d’en Gil

DesdPont d en Gil 1e Ciutadella hacia el norte, la costa es agreste, azotada con frecuencia por la tramontana, y se eleva en acantilados con numerosas cuevas. El Pont d´en Gil es una larga lengua de tierr a, al sur del Cap de Menorca, bajo cuya punta se abre un bello puente natural que permite el paso de embarcaciones. Justo bajo la bóveda rocosa, una amplia oquedad conduce a la cueva submarina de El Pont d´en Gil, que se adentra más de 200 m hacia tierra. La abertura inicial da paso a un sifón submarino que, después de unos 40 m, sin sobrepasar los 12 m de profundidad, llega hasta la primera cámara aérea. Existen muchas formas de visitar este escenario. Una opcPont d en Gil 2ión consiste en seguir el perfil del fondo sin emerger hasta llegar al final de la cueva, resistiendo la tentación de asomarnos a la superficie, en la que nuestras linternas muestran ya cómo rompen las burbujas. Así avanzaremos más de un centenar de metros hasta superar un segundo sifón submarino (-6 m), que conduce a la amplia cámara aérea que constituye el final de la cueva. Aquí asomamos por primera vez a la superficie y nos maravillamos con la geología de la zona; pero lo mejor está aún por llegar. Regresamos por el segundo sifón y emergemos. El espectáculo de estalactitas, estalagmitas y columnas nos cautivará, mientras nos dejamos flotar poco a poco hacia la entrada. Cerca del primer sifón, la oscura cámara aérea contrasta con la bella luz azulada del agua que proviene de la lejana entrada. En esta zona de la cueva es posible salir fuera del agua para caminar un poco entre las columnas, estalagmitas y estalactitas.
Descubriendo el Pont d’en Gil
Pont d en Gil 3En verano de 1952, tres buceadores (el famoso Eduard Admetlla y su hermano Enrique, junto a Roberto Díaz), nadaban junto a estos acantilados cuando divisaron la oscura entrada de una cueva submarina. Al descender al fondo, encontraron la abertura de un sifón submarino que empezaron a explorar con la ayuda de sus linternas. Tras recorrer unos 40 m, llegaron a una zona en la que las burbujas, en vez de chocar con el techo de la gruta, se perdían en la oscuridad. Sin embargo, al ascender en busca de la previsible cámara aérea, encontraron una inesperada termoclina que daba paso a un agua de temperatura glacial. Hay que recordar que ninguno de los tres llevaba traje de inmersión, así que el shock térmico hizo desistir de continuar a Roberto Díaz y a Enrique Admetlla. De todos modos, Eduardo Admetlla decidió seguir avanzando. Su recompensa fue encontrar la extraordinaria bóveda que ha hecho mundialmente famoso al Pont d´en Gil. Por supuesto, después de su hallazgo este explorador salió en busca de sus compañeros y les convenció para compartir el descubrimiento.

Menorca

La Costa Norte y la Reserva marina

La costa que se extiende desde Ciutadella hacia el norte forma un litoral agreste, expuesto a la tramontana, en cuyas aguas el buceador tiene el privilegio de explorar fondos poco visitados. En el centro de esa costa, el pueblo de Fornells ofrece un ambiente encantador, con calles estrechas y un puerto pesquero rodeado por una costa rocosa impresionante y playas vírgenes. Su emblemática bahía natural resulta perfecta para la práctica de deportes acuáticos. La Reserva Marina del Norte de Menorca es un espacio marítimo que disfruta de una gran biodiversidad y un enorme valor paisajístico. En 1999 se creó la Reserva para garantizar la conservación de las especies marinas y el desarrollo sostenible de la zona. Con una extensión de 5.119 ha marinas, se trata de la reserva más grande de las Islas Baleares. El valor biológico de estos fondos es indiscutible, destacando la presencia de coral rojo, langostas y meros, así como la visita ocasional de especies tan singulares como el pez martillo, etc. Estudios recientes han contabilizado hasta 628 especies de algas, peces y moluscos, además de 35 comunidades biológicas diferentes.

La illa de l’Aire. CagairesMenorca 1

La costa que se extiende al sur del puerto de Maó está llena de alicientes para el buceo. Un buen ejemplo es la Illa de l´Aire, en el sureste de Menorca, delante de Punta Prima, que constituye un paso obligado para refugiarse en el puerto de Maó. Los fondos que rodean a la Illa de l´Aire pueden considerarse un paraíso para el buceo, pues constituyen una perfecta representación de lo que en algún tiempo fue el Mediterráneo. Bajo el agua, ricas praderas de posidonia se alternan con playas submarinas de arenas blancas y conjuntos rocosos con arcos y túneles que son el escenario para una abundante fauna. El islote des Cagaires se encuentra a un centenar de metros al noreste de la Illa de l´Aire. Su curioso nombre hace referencia a los cormoranes que suelen descansar sobre sus rocas. En la zona de inmersión bajo el islote de Cagaires, el buceador descubre los bellos contraluces de una amplia cueva con varias salidas, cuyo fondo se encuentra a unos 19 m. Este islote, de unos 15 m de diámetro y que apenas sobresale un metro del agua, con cierta frecuencia recibe la visita de especies marinas de costumbres pelágicas, debido a la proximidad de profundidades que superan los 100, 200 e incluso 300 m. La cueva de Cagaires forma un túnel que atraviesa la base del islote de este a oeste. Su exploración no representa apenas dificultad, ya que desde el umbral es posible apreciar la luz de la abertura del otro extremo de este espacioso corredor.  

Restos de naufragios
La Illa de l´Aire tiene el dudoso honor de haber sido el escenario de un gran número de naufragios durante siglos de navegación. Alrededor de la Isla del Aire se pueden hallar antiguas piezas de artillería, municiones de mosquete y numerosos remaches de cobre que se utilizaban para mantener unidas las naves. El agua y los organismos marinos hacen desaparecer pronto la madera y sólo quedan estos restos de las naves, junto a las anclas y cañones.

Ibiza

Ibizaibiza 1

Esta isla, mundialmente conocida, tiene otros valores que son desconocidos por el gran público. Es necesario visitar Ibiza con la máscara de buceo para comprender la extraordinaria biodiversidad de sus fondos. Para el buceador, el menú es inesperadamente completo y variado: espectaculares paredes submarinas cubiertas de gorgonias, grutas misteriosas y llenas de luz, pecios fascinantes, etc.

Las Torres de Hércules

En la zona de Cala Aubarca, a una profundidad de unos 21 m, se encuentran dos enormes piedras que sostienen el techo de una cueva a modo de columnas. Algunos orificios en la parte superior de la cueva dejan entrar los rayos del sol, produciendo un magnífico juego de luces. A poca distancia (se pueden visitar ambos lugares en la misma inmersión) se halla la Cueva de la luz, en cuyo techo existe un cenital espectacular por el que entra una intensa columna de luz. Una inmersión inolvidable, un espectáculo de luz y color.

Islote de Las Margalidas

Se trata de dos islotes que se alzan cerca de la costa oeste de Eivissa. El de mayor tamaño (isla de las Balandres) tiene un fotogénico túnel natural por el que pueden transitar pequeñas embarcaciones. Bajo la superficie, los fondos abarcan una zona muy compleja que incluye cuevas, túneles, arcos y espectaculares paredes que se precipitan a grandes profundidades, en caídas sucesivas hasta los 25, 40 y 60 m, cubiertas por una rica representación del coralígeno mediterráneo que incluye manos de muerto, langostas, morenas, meros, congrios, tres colas, erizos de profundidad, etc. Y en el azul, se mueven serviolas, espetones, dentones, etc.

ibiza 2Islas Bledes

Las islas Bledas son un grupo de cinco 
islotes, a 1,4 millas al noroeste de la isla S´Espartar, que ofrecen muchas alternativas al buceador. Antiguamente fueron un lugar de paso de ballenas, así que los pescadores de Ibiza se acercaban aquí para pescarlas con arpones. Hoy en día, estas islas cumplen una importante función como refugio de aves marinas y de especies endémicas de lagartijas. Los bellos fondos presentan espectaculares paredes submarinas que llegan a los 60 m, y destacan por el rico tapiz de gorgonias que las cubren. Langostas, meros, atunes y otros pelágicos son comunes en sus cristalinas aguas.
Islote de Es Vedrà, Es Vedranell y Sa Galera
Se trata de una de las imágenes de estas islas más populares entre los buceadores. El conjunto formado por una isla mayor (Es Vedrà), una menor (Es Vedranell) y el islote de Sa Galera proporciona un fotogénico espectáculo para cualquiera que se acerca a este litoral. Pero, además, el escenario bajo la superficie no tiene nada que envidiar al exterior. Es, sencillamente, impresionante. Paredes submarinas que se desploman hasta los 60 m, en un paisaje tapizado de gorgonias por el que se mueve una enorme cantidad de vida.
Llosa de Santa Eulària
Es una gran formación rocosa, al sureste de la isla de Santa Eulària, que se eleva desde un fondo de arena y posidonia entre los 30 a 36 m de profundidad hasta poco más de 1 m de la superficie. La roca difícilmente es visible, y tiempo atrás el vapor Barcelona colisionó contra ella y se hundió; los habitantes del lugar acudieron en su auxilio, y actualmente una placa recuerda este acontecimiento. Las nacras en los fondos de arena y posidonia, los congrios y cigalas entre las grietas, y las morenas asomadas desde sus refugios son algunos de sus pobladores habituales. Y además, espetones, serviolas, corvallos, meros, etc.

MALLORCAmallorca 1

La mayor de las islas de las Baleares está llena de alicientes para los navegantes y los buceadores. Su litoral es una sucesión de escarpados acantilados y de acogedoras calas que ofrecen un buen abrigo, especialmente en verano, invitándonos a asomarnos a echar un vistazo bajo la superficie…

mallorca 3Cuevas y Paredes

En general, las aguas de Mallorca son profundas y limpias cerca de la orilla, lo que facilita la navegación cerca de los acantilados cuando el mar está en calma. Además, al tratarse de una isla, resulta sencillo trasladarse de una costa a otra según la previsión meteorológica, para disfrutar siempre de las mejores condiciones en el mar. Al carecer la isla de grandes ríos que arrastren sedimentos, el agua suele presentar una transparencia excepcional. Son cientos los puntos de buceo en los fondos de Mallorca. Desde la Estación Náutica de El Port d’Alcúdia, el buceador tiene un cómodo acceso a los fondos de la amplia bahía de Alcúdia, desde el Cap de Menorca al Cap de Ferrutx, así como a la península de Formentor.

El Cap de Menorcamallorca 2

El tramo de costa comprendido desde el Port d´Alcúdia al Cap de Menorca y el Cap des Pinar es el único escarpado de toda la amplia bahía de Alcúdia, que es la segunda más grande de toda la isla de Mallorca después de la bahía de Palma. En el interior de la bahía las aguas no son demasiado profundas, y no sobrepasan los -40 m de profundidad. Todo este sector es muy rico en cuevas aéreas (alguna de ellas utilizada antaño para el contrabando), de manera que no es extraño que en sus fondos se abra un número indeterminado de cuevas submarinas. El Cap de Menorca es un promontorio que se precipita abruptamente sobre el mar, constituyendo una referencia para la navegación y la pesca. En sus fondos abundan diferentes especies de peces, especialmente el mero. La inmersión permite un interesante buceo de pared, realzado por la transparencia del agua y alcanzando la profundidad deseada en función de la experiencia de cada buceador, ya que la zona más interesante se sitúa entre los 20 a 35 m de profundidad.

La Cova d’en Jeroni

mallorca 4Localizada en la península de Formentor, rica en cuevas y túneles submarinos, la Cova d´en Jeroni fue descubierta en los años sesenta por Jeroni Puigcerver, a quien debe su nombre. En aquel entonces, él superaba el sifón de acceso a pulmón libre, admiraba durante unos instantes la espaciosa cámara aérea y luego regresaba al exterior sin respirar, ya que temía que el aire del interior de la caverna no fuera respirable. Actualmente la cueva se ha hecho popular. Su acceso submarino es sencillo, incluso en apnea, ya que es suficiente con atravesar sumergido una distancia de una decena de metros a una profundidad de apenas -3 m. Al emerger a la espectacular cámara aérea, el buceador se encuentra braceando en unas aguas remansadas con el aspecto de una piscina cubierta. El aire del interior es perfectamente respirable, así que ya no es necesario realizar el notable esfuerzo de su descubridor. La fama de sus espectaculares dimensiones (60 m de longitud, 30 m de anchura y de 20 a 24 m de altura) la han convertido en una visita casi obligada para los submarinistas que recorren Mallorca.  


LLUCMAJOR – BAHÍA DE PALMAllucmajor 1

La Estación Náutica Llucmajor-Bahía de Palma está situada en la Bahía de Palma, en el sur de Mallorca. Es, sin lugar a dudas, una de las mejores áreas del Mediterráneo para el buceo y otros deportes acuáticos y ofrece al visitante unas 300 horas de sol al año, así como temperaturas templadas y agradables. En nuestra zona dispone de infinidad de lugares para el buceo y especialmente el Parque Nacional de Cabrera. llucmajor 2Esta zona de las Islas Baleares incluye los mejores sitios de buceo del Mediterráneo, y podrá gozar de aguas cristalinas y tranquilas. La Estación Náutica Llucmajor-Bahía de Palma, ofrece lugares para bucear como por ejemplo: naufragios, fascinantes cuevas y acantilados verticales como la isla Dragonera y la Isla del Sec. Hay muchos lugares llenos de vida submarina, y en especial el Parque Nacional de Cabrera. En estas inmersiones podrá disfrutar de la diversidad de flora y fauna marinas, como grandes meros, barracudas, congrios, pulpos, e incluso caballitos de mar. Todo ello en aguas cuya visibilidad alcanza los 30 metros de profundidad y una temperatura de entre 16° C y 26° C entre en invierno y el verano. En nuestra Estación Náutica se encuentran las reservas marinas de la Bahía de Palma y la del Migjorn de Mallorca, donde podrá disfrutar de los más bellos paisajes y entornos subacuáticos.

Parque Nacional de Cabrerallucmajor 3

El Parque Nacional de Cabrera se compone de un conjunto de islas e islotes de piedra caliza y fue declarado Parque Nacional Marítimo Terrestre en 1991. Situado a 12 millas náuticas del Sur de Mallorca y está considerado uno de los mejores ecosistemas naturales de la isla y del mar Mediterráneo. El archipiélago de Cabrera es el hábitat natural de importantes colonias de aves marinas y especies llucmajor 4de plantas endémicas como el astrágalo de las Baleares (Astragalus balearicus) , la rubia (Rubia angustifolia), tragamoscas (Dracunculus muscivorum) o hipérico (Hypericum balearicum). Los fondos marinos también representan una parte muy importante del Parque, con más de 200 especies de peces y numerosos invertebrados endémicos y podemos decir que bucear en Cabrera es como retroceder en el tiempo, como si el Mediterráneo estuviera intacto como hace siglos.
Buscar disponibilidad en actividades buceo
Cargando
Cargando....

Te Recomendamos

Sant Antoni de Portmany - Illes Balears - España
 por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (MYTIC) y cofinanciado por FEDER (UE), dentro del
            programa de apoyo a las AEI, para contribuir a la mejora de la competitividad de la industria española.
Apoyado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo (MINETUR) y cofinanciado por FEDER (UE), dentro del programa de apoyo a las AEI, para contribuir a la mejora de la competitividad de la industria española.

Versión del Sitio Web: Beta

X Cerrar

El equipo de Desarrollo Web de la Asociación española de Estaciones Náuticas quiere seguir mejorando, si encuentras un problema en nuestro sitio de:

Puedes enviarnos un e-mail a optiturclient@optitur.com