El placer de besar el Mediterráneo / Desde el norte de Alicante, la Marina Alta encabeza una provincia que tiene en el mar su razón de ser. Un tramo de enorme belleza del Levante español

El mar Mediterráneo se puede disfrutar de múltiples maneras y desde infinidad de rincones. España es uno de ellos. Su costa guarda parajes únicos, acreedores del privilegio que significa contar con unas aguas eternas que forman parte del mar interior más grande del mundo. En su inmensidad, una de las zonas que día a día se levanta orgullosa de comprobar como el mar se funde con el cielo es la comarca alicantina de la Marina Alta. Un territorio rico en parajes naturales, con emblemáticos cabos y peñones que dibujan una de las zonas más atractivas de la costa nacional.

slider02Desde el norte de Alicante, la Marina Alta encabeza una provincia que tiene en el mar su razón de ser. Un tramo de enorme belleza del Levante español. Accidentado, plagado de playas de arena fina y con caprichosas y escondidas calas. Así se presenta este paraje natural, que además cuenta con la fortuna de tener espectaculares pueblos de interior que gracias a su influencia morisca añaden, si cabe, aún más valor al territorio. Nadie se queda sin motivos para no disfrutar de la zona. La costa rocosa es un sueño para los buceadores. Los vientos soplan a favor de los amantes de las actividades náuticas. Y la belleza del entorno enamora a todos aquellos que persiguen días de paz y tranquilidad.

Dénia, la localidad más poblada con más de 42.000 habitantes, y Calpe, con la de mayor densidad, delimitan la Marina Alta. Una comarca integrada por 33 municipios repartidos en 759 kilómetros cuadrados. Un lujo que ofrece al visitante infinidad de alternativas para poder gozar tanto dentro como fuera del mar. Históricamente ha sido una comarca dedicada a las actividades agrícolas en el interior y a la pesca en su zona costera. Y fue a partir de los años 60, tras el apogeo turístico en España, cuando la belleza de esta comarca se puso al servicio del sector terciario, convirtiéndose en un destino turístico que a día de hoy se mantiene entre los más solicitados, tanto para los turistas nacionales como internacionales. En los últimos años, la afluencia de visitantes procedentes de países del centro y del norte de Europa, así como del interior de España, ha crecido de forma espectacular, atraídos por una costa que mira de cara un mar Mediterráneo esplendoroso en todas sus versiones.

La Costa Blanca se caracteriza por su excelente climatología. Durante los 365 días del año brilla el sol con fuerza, ofreciendo a sus visitantes una temperatura ideal para poder gozar de la zona, de 12 a 28 grados de media, y practicar infinidad de deportes náuticos sin tener en cuenta la época del año. Es ese valor añadido el que sabe explotar la comarca de la Marina Alta y el que buscan todos aquellos que se dejan caer por este territorio. Disfrutan de una costa de contrastes, de un litoral marcado por monumentales acantilados, cuevas escondidas, espectaculares calas y largas playas de fina y dorada arena bañadas por un mar al que se le puede sacar mucho partido. Las aguas del Mediterráneo sugieren deporte, turismo activo, brindando la posibilidad de aprender o perfeccionar cualquier disciplina náutica perfectamente combinada con el turismo de relax y de descanso.

Tres estaciones náuticas ubicadas en la Marina Alta (Dénia y Calpe), Bahía de Altea (Altea, L’Alfàs del Pi y Benidorm) y en Alicante (El Campello, Alicante y Santa Pola) forman parte de la Costa Blanca. Todas ellas ofrecen al visitante un amplio abanico de actividades, ofertas de alojamiento, restauración y servicios náuticos. Vela, excursiones marítimas, catamaranes, windsurf, kitesurf, esquí, motos acuáticas, piragüismo, remo y buceo son actividades que toman todo el protagonismo en la privilegiada costa alicantina.

En la Marina Alta, el Parque Natural del Montgó y el Peñón de Ifach sobresalen de la costa. Definen perfectamente el perfil de la comarca y se erigen en ricos y bellos símbolos de este litoral alicantino. Mientras que Dénia, Jávea, Benissa, Moraira y Calpe, con sus callejuelas donde perderse, sus castillos desde donde saborear el horizonte infinito del mar y sus casitas que son testimonio de una vida relajada y de privilegios, se convierten en pueblos que describen sin fisuras los atractivos de esta zona.

Uno de los lugares más óptimas para el buceo se encuentra en el Cabo de la Nao, situado en el municipio de Jávea. Es fácilmente reconocible por ser el pico más oriental de la provincia de Alicante, presentándose con una costa muy accidentada, con pequeñas calas, cuevas e islotes como la conocida Cova dels Orguens. Además, la zona regala vistas impresionantes y de gran valor paisajístico. Sobre todo desde su faro, elevado a 120 metros sobre el acantilado.

slider01Le sigue el Cabo de San Antonio, de gran valor ecológico, y un regalo de la naturaleza que come terreno al mar y desde donde se descubre el perfil de Jávea junto a su concurrida playa del Arenal, así como el norte de la ciudad de Dénia y el Golfo de Valencia. El cabo, por su elevado interés ecológico, científico y paisajístico, fue declarado reserva natural en 1993 y su extensión es de 260 hectáreas. Además, sus acantilados tienen unas alturas de hasta 150 metros sobre el nivel del mar, regalando un variado relieve submarino que posibilita la existencia de varios ecosistemas. Un verdadero paraíso subacuático. El pulpo, el mero, la gaviota, la cigarra de mar, el corvallo y la dorada forman parte de la fauna que puede encontrarse. Precisamente, la zona cuenta con una gran El mar Mediterráneodemanda por parte de los submarinistas para realizar inmersiones en cuevas y grietas como por ejemplo la Cova Tallà y para el que hay que pedir un permiso especial.

slider03Las calas más coquetas y atractivas de la Marina Alta se encuentran de camino a Moraira. La Granadella y la de Moraig sirven de ejemplo. Dos regalos de agua transparente, aislados del mundo e ideales para desconectar de todo aquello banal. Tampoco se puede obviar la preciosa Cueva de los Arcos, una cavidad de gran valor en la costa alicantina, perteneciente al término municipal del Poble Nou de Benitachell, muy conocido por su abrupto litoral y sus escarpados acantilados con más de 100 metros de altura. Desde allí se pueden obtener panorámicas únicas, sobre todo desde el mirador del Puig Llorensa.

Pero es en Calpe donde se encuentra el símbolo que mejor define la Costa Blanca. El peñón más usado para proyectar la costa alicantina. El conocido Peñón de Ifach. Un Parque Natural de 1 kilómetro de largo y 332 metros de altitud, además de 46 hectáreas, que se puede recorrer a pie escogiendo dos opciones: el camino que se adentra en el mar o el que conduce hacia la cima. Una vía que recompensa a sus transeúntes con la panorámica más bonita e impresionante de la Marina Alta. Fue declarado parque natural por el gobierno valenciano en 1987. Se trata de una mole calcárea que desciende de forma abrupta hacia el mar, con una gran diversidad de flora y fauna. En el año 2008 fue escogido como una de las siete maravillas de la Comunidad Valenciana gracias a sus numerosos encantos. Destacan el paseo ecológico, denominado Príncipe de Asturias, que bordea parte del Peñón, así como sus variadas rutas para la práctica del senderismo y la escalada. Sin duda, es un buen lugar para inmortalizar para siempre la visita a esta atractiva zona de la costa alicantina.

La Marina Alta, pueblo a pueblo

03Dénia es un municipio con una costa muy diversa. Les Marines reúnen largas playas de fina arena en el norte, y en el sur encontramos Les Rotes, con calas rocosas. Cuenta con una larga tradición pesquera que hoy en día aún puede saborearse en el barrio del Carrer del Mar y con su punto más álgido en la famosa y sabrosa gamba roja de Dénia, así como en los conocidos arroces y calderos que no dejan a nadie indiferente.

Entre pinares se encuentra Els Poblets. L’Almadrava brilla con fuerza en esta zona, erigiéndose como una tranquila playa de cantos rodados que cada 6 de agosto rinde culto a la imagen de El Salvador.

Desde el Cabo de San Antonio a la cala de la Granadella, Jávea se presenta como un paraíso a los ojos de los visitantes gracias a su encanto natural. Un entorno de bosque mediterráneo y de aguas transparentes, con playas y tranquilas calas, frente a las que encontramos pequeñas islas, como la del Descubridor y la del Portitxol. La mejor manera de conocer su litoral es realizando la ruta de los miradores, 15 balcones desde donde se puede disfrutar de privilegiadas vistas panorámicas. Además podemos realizar rutas ecoturísticas, que nos llevarán desde el Parque Natural del Montgó, al Parque forestal de la Granadella y a la Bahía del Portitxol.

Benitatxell se convierte en un enclave ideal para escapar de la multitud y el bullicio. El Moraig, los Tiestos y el Llebeig son calas que brindan la oportunidad de practicar submarinismo en un entorno único gracias a sus cuevas, grutas y paisajes marinos. Altamente recomendable es la ruta a pie de los acantilados que abarca desde la cala Moraig a la cala Llebeig.

Teulada y Moraira ofrece la belleza de un paisaje integrado por dos núcleos urbanos separados entre sí por seis kilómetros. Moraira regala a sus habitantes baños tranquilos en la preciosa cala de El Portet, mientras que Teulada ofrece la posibilidad de realizar senderismo por diversas rutas, como la que lleva a la ermita Font Santa.

02Los amantes de costas abruptas, pequeñas calas, espectaculares acantilados y cuidadas playas como La Fustera quedarán enamorados a primera vista de Benissa. Además, sería un pecado no saborear el exquisito guisado de pulpo de roca que tan famoso ha hecho este territorio.

Calpe, además del emblemático Peñón de Ifach, está compuesto por una costa de largas playas urbanas de suave arena –la Fossa, El Arenal-Bol y Cantal Roig- y por espectaculares acantilados que no dejan indiferente a nadie. Pasear por su casco antiguo o degustar un buen “arrós del senyoret” completan la visita a esta localidad desde donde despedir la visita a la provincia de la Marina Alta.
Buscar disponibilidad
Cargando
Cargando....


Conoce nuestra estacion
Localización y cómo llegar
Calcular ruta
Desde: Hasta: Marina Alta
 por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (MYTIC) y cofinanciado por FEDER (UE), dentro del
            programa de apoyo a las AEI, para contribuir a la mejora de la competitividad de la industria española.
Apoyado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo (MINETUR) y cofinanciado por FEDER (UE), dentro del programa de apoyo a las AEI, para contribuir a la mejora de la competitividad de la industria española.

Versión del Sitio Web: Beta

X Cerrar

El equipo de Desarrollo Web de la Asociación española de Estaciones Náuticas quiere seguir mejorando, si encuentras un problema en nuestro sitio de:

Puedes enviarnos un e-mail a optiturclient@optitur.com